La boca como modo de exploración

Los primeros meses los bebés lo chupan y lo muerden todo. Nosotros pensamos que lo hacen porque le están saliendo los dientes, pero lo que no sabemos es que cada vez que se llevan algo a la boca están explorando el mundo que les rodea.
En los primeros meses de vida, las sensaciones que obtienen los bebés a través de la boca les proporcionan una información más eficaz que cualquier otro sentido. Más adelante usarán los juguetes para jugar, pero, con esta edad, los utilizan para investigar y explorar. Y, no solo sus juguetes sino cualquier objeto que se encuentran: unas gafas, una silla o su propia mantita.

CHUPAR-DEDO_-VIENTRE

Los bebés se empiezan a chupar el dedo en el útero. Al nacer, siguen con el pezón materno y la tetina. Después descubren sus dedos, la mantita o el puño de tela de su pijama… y así van aprendiendo que existen diferentes texturas, formas y sensaciones.
La boca es su principal ventana hacia el mundo exterior durante los primeros meses de vida ya que su lengua está dotada de muchas terminaciones nerviosas. Al meterse los objetos en la boca, los bebés los muerden con las encías, los chupan y les dan vueltas con la lengua. Exploran e investigan cómo es el objeto de todas las maneras posibles a su alcance.
En estos primeros meses, el chupeteo tranquiliza a los bebés y les ayuda a descargar la tensión. Calmarse a sí mismos chupando es su primera muestra de independencia. A los pocos meses ya son capaces de alcanzar los objetos deseados. Debemos andar con mil ojos para que los materiales que lo rodean sean aptos para su insaciable curiosidad bucal. Hay que conseguir que su entorno sea un lugar seguro sin sabotear su afán investigador: debemos eliminar del suelo, de las estanterías bajas y de las mesitas cualquier objeto pequeño que el bebé se pueda tragar. Debemos ofrecerle juguetes de diferentes formas y texturas que se pueda meter en la boca sin peligro para chupar y disfrutar.

A medida que van creciendo, varios factores de su desarrollo intervienen en el proceso: pueden agarrar lo que les interesa y llevárselo a la boca para un examen más minucioso.
Está demostrado que la boca es una fuente de conocimiento del bebé y que el examen oral aumenta su capacidad para reconocer formas visualmente. En varios experimentos se ha dado a chupar diferentes objetos a niños y se ha comprobado que cuando se les muestran imágenes reconocen los objetos que han tenido en la boca.
Alrededor de los seis o nueve meses, la investigación chupóptera les inspira a jugar con su voz. Sienten que pueden cambiar el medio gracias a sus ruidos y gestos, y esa exploración les estimula a hacer ruidos con el juguete dentro de la boca.
Al final del primer año, el bebé empezará a explorar los objetos de forma diferente. Le interesará más apilarlos y zarandearlos que chuparlos. No debes preocuparte, tu hijo estará aprendiendo a obtener información a través de sus otros sentidos.

Video ABREMUNDOS 1

Aprender a chupar

A los cuatro meses la boca del bebé empieza a desarrollarse para poder comer alimentos sólidos más adelante. En esta etapa, el acto reflejo que poseemos para evitar asfixias les hace expulsar automáticamente cualquier objeto que toque la parte posterior de la lengua. Aprender a chupar ayuda a que ese reflejo se mueva hacia atrás para que el pequeño pueda aceptar comida de diferentes texturas.
A los seis meses ya se le puede empezar a alimentar con cuchara sin que su lengua la rechace automáticamente.

Como ves, es normal y hasta deseable que tu pequeño chupe las cosas. Pero, claro, no todas. Para evitar posibles percances debes tomar algunas precauciones:

–          Lávale las manos a menudo y lleva en tu bolso toallitas húmedas para limpiarle cuando lo necesite.

–       Deja fuera de su alcance los objetos pequeños que se pueda tragar y los afilados con los que pueda cortarse, así como medicinas, bebidas alcohólicas, colillas, adornos de cristal…

–          Comprueba que sus peluches y muñecos están bien cosidos y carecen de detalles que puedan desprenderse.

–          Lava su mantita, sus peluches y sus juguetes siempre que los veas sucios.

–          Cuando gatee, no le dejes entrar en la cocina ni en el baño. Son los cuartos más peligrosos de la casa.

Cómo evitar que el niño se chupe el dedo?

La acción de chupar el dedo no debe generar preocupación a los padres si no hasta después de los dos primeros años, momento en el que conviene comenzar a corregir el hábito para evitar deformaciones del paladar.

Te damos algunas claves para  que consigas evitar que el niño se chupe el dedo:

–          Intenta detectar en que momento el niño se chupa el dedo, si lo hace cuando tiene hambre, sueño, mientras ve la televisión, cuando se encuentra aburrido, de este modo será más fácil asociar con que tipo de placer o situación relaciona el acto

–          Si notas que el pequeño se chupa el dedo cuando está aburrido o inactivo, intenta entonces mantener sus manos ocupadas, dale algún juguete o actividad para realizar, mientras más tareas recreativas tenga más rápido irá olvidando esa asociación dedo/aburrimiento

–          Nunca utilices los gritos o la violencia para evitar que el pequeño continue con este hábito, ésto solo conseguirá asustarlo y volverlo temeroso, es importante que le expliques que los niños grandes no hacen eso y que además puede ser malo para su dentadura

–          Propónle un juego para que deje de chupar dedo en el que exista un sistema de recompensas cada vez que lo consiga, de este modo se sentirá incentivado a dejar el hábito

–          Si tu niño es mayor de cuatro años ya podrás preguntarle directamente por que le gusta chuparse el dedo. Algunos pequeños tienen este hábito por que se sienten inseguros o temerosos, si es así es importante reforzar su autoestima

–          Con el tiempo, tu trabajo y el inicio de la escolaridad notarás que tu pequeño comenzará a chuparse el dedo solo en la intimidad, quizá para dormirse, o mientras ve televisión. De este modo irá poco a poco abandonando el acto hasta que se convierta en etapa superada

–          Si notas que el paladar del pequeño a comenzado a sufrir debido a este hábito es importante que acudas a un especialista

Fuente: www.serpadres.eseducacion.uncomo.comwww.crecerfeliz.esEx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s