Juegos y Educación

Desde siempre, los niños han tenido la necesidad de una actividad, de moverse, curiosear, de manipular y experimentar objetos, de crear, de relacionarse, e intercambiar acciones, vivencias y sentimientos.
El juego, además de ser una actividad, ayuda al niño a desarrollar todas sus funciones psíquicas, físicas y sociales. Los niños desarrollan las múltiples facetas de su personalidad: aprenden a relacionarse con el entorno, desarrollan sus aspectos más creativos y perfeccionan sus múltiples habilidades ayudándoles a canalizar tanto su energía vital física, como la mental y la emocional.

Todo esto es de gran ayuda en su desarrollo integral como personas completas, facilitándoles también su integración en el entorno social en el que se mueven. Es por todo ello por lo que es imprescindible buscar el juguete adecuado a cada edad y momento, y ser muy conscientes del papel que tendrá en el desarrollo del niño.

Cuál es el juego más adecuado para tus hijos?

Primer ciclo de Educación Infantil:
En este primer ciclo, el juego es en gran medida espontáneo para el niño, aunque cuidadosamente planificado desde un proyecto curricular, incluyendo objetivos tan importantes como el desarrollo de la capacidad de control del cuerpo, de las habilidades perceptivas y motoras, de manipulación, la utilización de formas de comunicación y representación para expresarse, etc. Antes del año los bebés están en pleno descubrimiento de su cuerpo y del otro por medio de los sentidos. Está en el momento de descubrir distintas texturas, formas, colores y sonidos. Las luces, los sonidos y las texturas le aportarán diversión y le estimularán notablemente.

new_3321
Entre los 2 y los 3 años aparece el juego simbólico, de representación de un objeto por otros, directamente relacionado con las tres áreas de conocimiento establecidas por el sistema educativo. Entrenar el movimiento y practicar el lenguaje será vital para su desarrollo motor (saltos, bailes, andar tras un juguete) y cognitivo. Les encantan los juegos sensorio-motores, sobre todo si llevan ruedas, mandos, voces o artilugios que él pueda manipular.

Segundo ciclo de Educación Infantil:
Entre los 3 y los 4 años aparece la diferenciación de sexos en cuanto a juegos. En este estadio, el papel del educador es fundamental en cuanto a la reducción de estereotipos y la educación para la igualdad de oportunidades de ambos sexos.
Entre los 4 y 5 años cobra una especial importancia el juego simbólico y el juguete, ya que los niños y las niñas crean y recrean increíbles situaciones en función de su imaginación. Con este juego, disfrutan de la fantasía, a la vez que aprenden a conocerse y a explicar la realidad. Pueden cuidar ellos solos imaginando que cuidan de su muñeca o que su coche participa en una carrera. A esta edad mejora mucho el sentido del equilibrio y también la sociabilidad.
Entre los 5 y los 6 años, el juego con otros niños es lo más significativo. Aparecen los juegos reglados, juegos que son el motor de la socialización, juegos con normas y reglas que respetar, que les une y les hace diferentes a los otros.

Fuentes: www.guiainfantil.com; www.auladelpedagogo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s